Los accesos de los camiones y vehículos de carga en las industrias o en instalaciones relacionados al almacenaje de mercancía, debe ser controlados con puertas o cortinas de acero especialmente diseñadas para ello. Si bien, lo ideal es que los peatones y vehículos cuenten con puertas independientes para entrar, las medidas de seguridad son muy importantes y se deben respetar en todo momento para lograr un flujo libre y sin atascos.

Las vías de acceso para camiones deben ser de 4 metros de ancho con una puerta de 5 m de ancho, en el caso de un solo sentido, y de 8 m de ancho con puerta de 9 m de ancho para los accesos de doble sentido. Además, el sentido de circulación deberá ser contrario al de las agujas del reloj, ya que eso ofrece una mejor visibilidad, una mayor seguridad y la máxima eficiencia.